Premio Nacional de Paz

Desde 1999, el Premio ha sido un instrumento para promover la paz, la solidaridad, el desarrollo socioeconómico y el entendimiento entre los colombianos. Se otorga a una o varias personas o entidades que aporten de manera destacada a la construcción de una paz sostenible, desarrollando procesos locales, regionales o nacionales de reconciliación, recuperación de la memoria histórica, educación para la convivencia, respeto por las diferencias, apoyo a víctimas y reconstrucción del tejido social.

El Premio Nacional de Paz es otorgado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el periódico El Tiempo, Caracol Radio, Caracol Televisión, ProAntioquia, Alquería y la Friedrich-Ebert-Stiftung en Colombia.


Ganadores

Ganadores 2016

Mesa de Diálogo y Negociación en La Habana

Gonzalo Sánchez. 

Comunidad de Bojayá 

El jurado decidió otorgarle el Premio Nacional de Paz 2016 a los integrantes de la Mesa de Diálogo y Negociación en La Habana, que desarrollaron una negociación innovadora centrada en las víctimas, además, el Director del Centro Nacional de Memoria Histórica, Gonzalo Sánchez Gómez, recibió el Premio de Liderazgo por la Paz por su investigación sobre la violencia en Colombia y la comunidad de Bojayá recibió una Mención Especial por su ejemplo de perdón y reconciliación.

Acta del jurado

 Mensaje del presidente de la República

Ceremonia del Premio Nacional De Paz 2016

Ganadores 2015

Asociación para la vida digna y solidaria ASVIDAS

  • Foto: FES Colombia
  • Foto: FES Colombia

Este año los otorgantes entregaron por segunda vez el Premio Liderazgo por la Paz. En esta ocasión, El Tiempo Casa Editorial, Caracol Radio, Caracol Televisión, Alquería, la Fundación Friedrich Ebert en Colombia, Proantioquia y el PNUD reconocieron con este premio al General (R) Rafael Colón, quien hoy en día está en cabeza de la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersona. Con el programa histórico de desminado en conjunto con las Farc como parte de los compromisos adquiridos en la mesa de diálogos de paz en La Habana, el General Colón se ha enfocado en lograr un desminado total del territorio nacional con el apoyo del grupo guerrillero siendo este quien maneja la información de la ubicación de los artefactos explosivos.

Acta del jurado

Perfil del General (R) Colón


Finalistas PNP 2015: Delegaciones de Víctimas

Ganadores 2014

La Ruta Pacífica de las Mujeres

  • Foto: FES Colombia
  • Foto: FES Colombia - Finalistas
  • Foto: FES Colombia - Alan Jara Urzola

La Ruta Pacífica es una propuesta femenina y feminista de participación política, cuyas tareas se centran en recuperar la memoria, encontrar la verdad y la justicia, el reconocimiento de los derechos de las mujeres y la solución negociada del conflicto armado, a través de una red nacional de 288 organizaciones, con presencia en nueve regiones del país. La Ruta promueve la defensa del Estado de Derecho, y brinda herramientas para la participación activa de la mujer en la resolución del conflicto, y la exigencia de derechos como la verdad, la justicia y la reparación, en un eventual escenario de posconflicto.Dos de sus logros recientes son la Comisión de la Verdad de las Mujeres, un estudio que les permitió recoger 1.200 testimonios de mujeres de buena parte del país afectadas por la violencia, y la Agenda de Paz.

Asociación Guardagolfo

Plataforma para el fortalecimiento productivo de pequeñas organizaciones en pesca, ecoturismo y otros productos, en municipios del Chocó, antioquia y Córdoba, que promueve principios de desarrollo sostenible. El propósito es que los socios puedan generar sus recurso del trabajo lícito, y que sus productos sean comercializados en condiciones favorables. Participan familas que han sido víctimas del conflicto, así como desmovilizados y comunidades en condiciones de pobreza.

Centros de Reconciliación (Fundación para la Reconciliación)

Los centros son 'entornos de confianza', a los cuales pueden acceder personas de todas las edades y sectores sociales, afectados de manera directa e indirecta por diversas formas de conflictividad. En los centros encuentran herramientas y espacios pedagógicos innovadores para la construcción colectiva de escenarios de paz y reconciliación, capacitación en resolución de conflictos, diálogo y construcción social. Los centros surgieron en Bogotá, y ya cuentan con varias réplicas en otras regiones, en las que se emplea la misma metodología.

Otorgado por primera vez, este premio será en adelante un reconocimiento al liderqazgo individual que, a nivel regional y nacional, con sus propuestas y acciones, sea referente de construcción de paz. En esta oportunidad se otogó a Alan Jara Urzola, por su destacada labor en favor de la paz, por sus palabras claras a favor de las víctimas del conflicto armado y por su liderazgo social.

Acta del Jurado

Palabras de las Ganadoras

Palabras de Alan Jara

La Ruta Pacífica de las Mujeres

Ganadores Premio Nacional de Paz 2014

Ganadores 2013

Asociación de Campesinos de Buenos Aires

  • Foto: FES Colombia

Ganadores

Asociación de Campesinos de Buenos Aires – Asocab – (departamento de Bolívar) La Asociación, conformada por más de 100 familias campesinas, ha luchado durante años por la tenencia de unos predios, que por décadas han sido apropiados de forma ilegal por narcotraficantes y paramilitares del Bloque Central Bolívar, y más recientemente, por empresas palmeras. Asocab nace por la necesidad de buscar alternativas colectivas de subsistencia en el campo. Para esto, brindan asesoría a líderes de la comunidad, realizan denuncias y generan recursos para el desarrollo de proyectos productivos. Se catalogan como una Asociación que promueve la paz y la resistencia pacífica, a pesar de las constantes amenazas, desplazamiento y agresiones tanto de bandas criminales como de la empresa privada. Y centran su tarea en la reparación y restitución de tierras, así como la defensa de derechos humanos, la justicia y la verdad.

Menciones especiales

Ruta Pacífica de las Mujeres por la Solución Negociada de los Conflictos

Propuesta política feminista, con presencia en 9 regiones del país, que trabaja por la salida negociada del conflicto armado, y por visibilizar los efectos de la guerra en las mujeres. Para esto último, ha realizado investigaciones sobre los impactos del conflicto armado en la vida de las mujeres y movilizado a miles de ellas como parte de una iniciativa de paz desde el género femenino. La RPM también ha inaugurado un centro de memoria histórica y promueve la defensa del Estado de Derecho, brinda herramientas para la participación activa de la mujer en la resolución del conflicto y la exigencia de derechos como la verdad, la justicia y la reparación, en un eventual escenario de posconflicto. Durante este tiempo la RPM ha sido víctima de amenazas y una de sus integrantes fue asesinada en 2011.

Proyecto Utopía de la Universidad de La Salle

Con el fin de formar profesionales competentes en el trabajo rural, este proyecto les permite a los bachilleres de zonas campesinas, de bajos recursos y afectadas por el conflicto, formarse como ingenieros agrónomos, en un campus dedicado exclusivamente para este proyecto. De esta forma, se busca formar líderes para la transformación sociopolítica y la consolidación de empresas productivas en sus regiones. Se trata de una iniciativa de educación superior rural para alejar a los jóvenes, entre ellos indígenas o afrodescendientes, del conflicto armado. Es un proyecto financiado por la Universidad de la Salle y la empresa privada.

Acta del Jurado

Premio Nacional de Paz para 123 familias campesinas del sur de Bolívar

Ganadores Premio Nacional de Paz 2013

Ganadores 2012

Fundación Forjando Futuros y Asociación Tierra y Vida

  • Foto: FES Colombia
  • Foto: FES Colombia

En su décimo cuarta convocatoria, el Premio Nacional de Paz recibió 108 postulaciones.El Jurado tomó la decisión de entregar un único premio (dotado con 70 millones de pesos) y una mención especial.

Premio

Años de trabajo con comunidades desplazadas y víctimas del conflicto armado en Urabá, le han dado a estas dos organizaciones el conocimiento de los territorios, de las personas y de sus historias de vida y lucha, para avanzar en la búsqueda de la verdad, la reparación y la reconciliación. Unieron sus experiencias y esfuerzos para apoyar a otras organizaciones y comunidades en siete departamentos, constituyendo una red que trabaja arduamente en la visibilización del despojo de tierras, el apoyo a los líderes campesinos y la implementación de la restitución como bases para un nuevo modelo de desarrollo rural.

Mención Especial: Pastoral Social Regional del Suroriente Colombiano

La regionalización de la Pastoral Social articula la labor que venía realizando de manera aislada en los departamentos de Meta, Vichada, Guainía, Guaviare, Vaupés y Amazonas, para una mejor atención a las comunidades indígenas, campesinas y de los cascos urbanos, afectadas de manera diversa por la acción de todos los actores del conflicto armado.

Acta de Jurado

Mensaje del Presidente Juan Manuel Santos

Ganadores

Acta del Jurado

La voz de los ganadores

Ganadores 2011

Merquemos Juntos y Municipio de San Carlos

  • Foto: FES Colombia
  • Foto: FES Colombia
  • Foto: FES Colombia

En su décima tercera convocatoria el Premio Nacional de Paz recibió 101 postulaciones. El Jurado tomó la decisión entregar un premio compartido y una mención especial.

Asociación de Desarrollo Comunitario Merquemos Juntos (Barrancabermeja)

En 1992, cuando los actores del conflicto armado dominaban las comunas nororientales de Barrancabermeja, un grupo de mujeres se unió para hacer respetar los derechos de las comunidades a la alimentación, el trabajo y la educación. Cada una aportaba 200 pesos diarios. Ese el es origen de Merquemos Juntos, una organización que actualmente articula proyectos productivos en la industria alimenticia, gestionados por las mismas comunidades, apoya con microcréditos a pequeños y medianos empresarios, y a estudiantes de bajos recursos, demostrando una destacada capacidad de liderazgo y gestión económica y social.

Municipio de San Carlos (Antioquia)

En medio de todos los fuegos, aproximadamente 2700 familias de San Carlos fueron desplazadas. Ante la incertidumbre y el desarraigo que produce vivir en una gran ciudad extraña, cientos han decidido retornar y organizarse para reconstruir su municipio y sus vidas. Sus retos incluyen la recuperación de las zonas rurales, sembradas de miles de minas antipersonales, y la superación de los efectos emocionales, sociales y económicos que les ha dejado el conflicto armado. Para lograr estos objetivos la Comunidad y la Administración local trabajan de la mano, con el apoyo de la Alcaldía de Medellín.

Mención Especial: Marta Rodríguez de Silva – Documentalista

Registrar y divulgar las condiciones de vida y las agresiones contra pueblos indígenas y otros sectores vulnerados en sus derechos por distintos actores ha sido la misión emprendida por la documentalista Marta Rodríguez, quien ha construido un legado de memoria audiovisual de las luchas sociales en el país en los últimos 30 años.

Acta del Jurado

Ganadores 2011

Ganadores 2010

Macoripaz y ACVC

En su décima segunda convocatoria el Premio Nacional de Paz recibió 114 postulaciones. En sesión realizada el 8 de noviembre, en la Friedrich Ebert Stiftung en Colombia –Fescol-, el Jurado tomó la decisión entregar un premio compartido, una mención especial y un premio honorífico compartido (fuera de concurso).

Fundación Social Macoripaz (Riosucio – Chocó)

Un grupo de mujeres desplazadas y viudas a causa del conflicto armado se unió para cambiar el destino de sus hijos y de su municipio. En 2003 se crea la Fundación Social de Mujeres Riosuceñas Construyendo Paz. Desde entonces se han convertido en agentes activas del desarrollo económico y social de esta población del Chocó, promoviendo la creación de pequeños negocios, la educación de niños y jóvenes, y espacios de practica deportiva y cultural.

Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra (Antioquia, Sur de Bolívar)

acvc Una población rural de 25 mil personas constituye la base de esta asociación, que promueve desde los años noventa el desarrollo sostenible de las comunidades asentadas en la Zona de Reserva Campesina en el Magdalena Medio. Su trabajo se basa en la defensa de la vida y del territorio, su vocación agrícola, la protección del medio ambiente, la vivienda digna y el acceso a la salud, la educación y la justicia.

Mención Especial: Corporación VallenPaz

Una alianza entre el sector privado, pequeños agricultores, comunidades afectadas por el conflicto armado en el sur occidente del país, iglesias, gobiernos locales y departamentales y ONG, que durante los últimos 10 años ha consolidado una propuesta de desarrollo sostenible y generación de ingresos, como una manera de promover y construir paz.

Premio Nacional de Paz 2010 Honorífico (Fuera de Concurso)

Por su incansable labor en defensa de la vida y la reconciliación, a Monseñor Nel Beltrán, Obispo de Sincelejo; Monseñor Luís Augusto Castro, Arzobispo de Tunja; y Monseñor Leonardo Gómez Serna, Obispo de Magangué.

Acta del Jurado

Ganadores 2010

Ganadores 2009

Comunidad de La Unión Peneya

  • Foto: FES Colombia
  • Foto: FES Colombia

En su décima segunda convocatoria el Premio Nacional de Paz recibió 101 postulaciones. En sesión realizada el 29 de septiembre, en la Friedrich Ebert Stiftung en Colombia –Fescol-, el Jurado tomó la decisión entregar un premio (dotado con 70 millones de pesos) y, por primera vez, un premio honorífico (fuera de concurso).

Comunidad de La Unión Peneya – Caquetá

Los pobladores de este caserío debieron abandonarlo por presión de la guerrilla y el ejército, que se enfrentaron en la zona, con fuerte presencia guerrillera y de cultivos de coca. Pese a que el gobierno, el ejercito, y hasta las Farc, se opusieron a su retorno, volvieron a fundar el pueblo en el mismo sitio y han creado una comunidad que se rige por un pacto de no agresión y convivencia, para mantenerse unidos ante las amenazas y desarrollar una economía lícita que los ayude a desvincular del conflicto armado.

Desde enero del 2007, justamente tres años después de las acciones que obligaron a su desplazamiento, los habitantes de la Unión Peneya (Municipio de La Montañita, Caquetá) buscan alternativas de subsistencia económica y construyen tejido social con actividades como talleres de género, actos culturales y una banda de música formada por niños de la localidad.

El premio es un reconocimiento a su voluntad y tenacidad por retornar a su tierra y buscar alternativas que los alejen del conflicto y les den posibilidades de desarrollo económico y social.

Premio Nacional de Paz 2009 Honorífico (Fuera de Concurso)

Juanes Con la fundación Mi Sangre, el acompañamiento a los soldados heridos en combate, el llamado a la liberación de los secuestrados y los conciertos Paz sin Fronteras, Juanes es uno de los artistas más reconocidos por su compromiso en la búsqueda de soluciones a los problemas que genera el conflicto armado en Colombia, pero también con los que se crean por la falta de entendimiento entre los gobiernos y los pueblos.

Acta de Jurado

Volver a empezar - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 2009

Ganadores 2008

Sargento William Pérez y Herbin Hoyos - Las voces del secuestro

El Jurado, por unanimidad, decidió conceder el Premio Nacional de Paz 2008 a William Pérez Medina, Cabo del Ejército, y a Herbin Hoyos, director del programa radial Las voces del secuestro.

En la décima convocatoria al Premio Nacional de Paz se recibieron 69 postulaciones, provenientes de todas las regiones del país. Una vez más son destacables, en calidad y cantidad, las iniciaivas lideradas por mujeres, así como aquellas impulsadas por comunidades indígenas y negras; igualmente, el protagonismo de niños y jóvenes como constructores de procesos de no violencia y liderazgo sociasl, y la mayor importancia que adquiere el sector empresarial como gestor de paz.

Cabo William Pérez

Uno de los 43 miembros del Ejército tomados como rehenes luego del ataque a la base militar de El Billar (Caquetá), en 1998, William Pérez permaneció 10 años privado de la libertad. En medio de la guerra mantuvo siempre su compromiso con la vida, sin distinguir entre amigos y enemigos, demostrando una voluntad inquebrantable por volver a la libertad, empleando sus conocimientos médicos para ayudar tanto a soldados y civiles secuestrados, como a los guerrilleros que lo mantenían privado de la libertad.

Herbin Hoyos - Las voces del secuestro

En la memoria del periodista Herbin Hoyos el recuerdo más impactante de su secuestro es la imagen de un hombre amarrado con cadenas a un árbol, con un radio como única compañía. Han pasado 14 años desde este suceso, tiempo en el cual el programa radial Las voces del secuestro, que él dirige, se ha convertido en un canal de vida para cientos de secuestrados y sus seres queridos, transmitiendo semanalmente sus mensajes de esperanza y deseos de libertad.

Programa ISA - Región (Interconexión Eléctrica S.A.)

Desde 1999 el programa de Interconexión Eléctrica S.A. está comprometido con el fortalecimiento de los Programas de Desarrollo y Paz e instituciones de apoyo en varias regiones del país, con una importante inversión en programas de fortalecimiento institucional, cultura de vida, desarrollo sostenible y gobernabilidad democrática. Igualmente, tiene participación en las juntas directivas y comités estratégicos de los PDP y ha impulsado a otras empresas del sector energético a establecer alianzas sociales del mismo estilo.

Fundación para el Desarrollo Humano y Comunitario - Fundehumac

La fundación brinda apoyo integral a niños, jóvenes y madres cabeza de familia, afectados por la pobreza y en riesgo frente a delincuencia y actores armados, con educación, capacitación, becas y proyectos productivos, en Magdalena y La Guajira. Igualmente, brinda apoyo a mujeres víctimas de abuso sexual por actores armados, a comunidades indígenas y a desplazados. Hace parte del Banco de Buenas Prácticas para Superar el Conflicto del PNUD.

Acta del Jurado

El enfermero de los secuestrados - Crónicas Premio Nacional de Paz

"Hermano para siempre" - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 2008

Ganadores 2007

Círculo de Lectura Infantil y Juvenil y Gustavo Moncayo y Yury Moncayo

  • Foto: FES Colombia
  • Foto: FES Colombia

El Jurado, por unanimidad, decidió conceder el Premio Nacional de Paz 2007 al Círculo de Lectores Infantil y Juvenil para la Educación a la Convivencia Cristiana en el Vicariato Apostólico San Vicente - Puerto Leguízamo y a Gustavo Moncayo y Yuri Tatiana Moncayo.

Las 73 postulaciones que se recibieron este año cubren lo largo y ancho del país. Las más numerosas se caracterizan por ser proyectos de participación comunitaria, fortalecimiento de ciudadanía y cultura. Este año se destaca un importante número de iniciativas que involucran a niños y jóvenes -algunas lideradas por ellos mismos- en programas que buscan mitigar las situaciones de riesgo para estas poblaciones. Varias de estas interesantes propuestas están en vía de consolidación, de manera que esperamos vuelvan a participar en los próximos años.

Círculo de Lectores Infantil y Juvenil para la Educación a la Convivencia Cristiana en el Vicariato Apostólico San Vicente - Puerto Leguízamo

¿Cómo recuperar los sueños, las esperanzas, las ganas de futuro, de un mañana mejor? Para dos mujeres visionarias, la respuesta fue una fórmula sencilla: leer, dibujar, actuar, escribir. Desde 1997, 10.000 niños y jóvenes de San Vicente del Caguán y los municipios aledaños la han aprendido y vivido para querer su tierra, rechazar la violencia y buscar ese futuro en el que no mandan las armas. Es un proceso en el cual participan padres de familia, docentes y autoridades locales, que se han unido para mostrar una cara diferente de su región.

El proyecto, que está en marcha desde 1997, busca promover valores en niños y jóvenes a través de la lectura, la educación y el arte, en el tiempo libre y en las aulas de clase, con el apoyo de los profesores del municipio (zona urbana y rural). De esta forma se pretende sacar a los niños del contexto de violencia y mostrarles alternativas pacíficas de vida.

Gustavo Moncayo y Yuri Tatiana Moncayo

El dolor de una familia nariñense, el mismo de miles de familias colombianas víctimas del secuestro, se transformó en una marcha silenciosa, que tras 10 años encontró eco dentro y fuera del país. El secuestro de su hijo y hermano en 1997 se convirtió, con el paso de los años, en mucho más que una causa personal. Ahora, luego de recorrer 800 kilómetros entre Sandoná y Bogotá, de recorrer Europa, y al partir hacia Venezuela, Gustavo y Tatiana Moncayo mantienen una fuerte consigna por el intercambio humanitario.

Menciones especiales

Programa de Atención Complementaria a población reincorporada con presencia en Bogotá, DC

Desde 2002 Bogotá ha recibido unos 4,500 desmovilizados, acompañados en muchos casos por sus familias. Se estima que este año 1,912 personas hacen parte del programa distrital, que busca reincorporar a los combatientes a la sociedad, generando espacios de mutuo entendimiento, partiendo de la atención integral a los excombatientes, ubicados en 17 localidades. El programa cuenta con el apoyo de entidades nacionales e internacionales.

Fundación Antonio Retrepo Barco

Con diversos proyectos enfocados, principalmente, en niños, jóvenes y mujeres cabeza de familia, iniciados de finales de los 90, la fundación trabaja en zonas de conflicto de todo el país en la restitución de derechos de poblaciones vulnerables, fortalecimiento de organizaciones de base y en la generación de oportunidades, desde lo educativo, lo cultural y lo económico; en alianza con entidades nacionales e internacionales.

Acta del Jurado

Cuadros de esperanza en San Vicente del Caguán - Crónicas Premio Nacional de Paz

La familia ausencia - Crónicas Premio Nacional de Paz (PDF)

Ganadores 2007

Ganadores 2006

Madres de La Candelaria

El Jurado, por unanimidad, decidió conceder el Premio Nacional de Paz 2006 a la Asociación Caminos de Esperanza Madres de la Candelaria, en el Departamento de Antioquia.

En esta edición del Premio Nacional de Paz, el Jurado quiere reconocer la labor de las personas, organizaciones y entidades responsables de las 103 iniciativas postuladas. Desde todo el país, desde la sociedad civil y el sector público, miles de colombianos y colombianas siguen apostando a la construcción cotidiana, participativa y democrática de la paz para nuestro país.

Este año, luego de analizar todas las iniciativas postuladas, los Jurados del Premio Nacional de Paz hemos determinado como requerimientos para tomar tan difícil decisión:

 

  1. que se desarrollen en zonas de conflicto;
  2. que cuenten con amplia participación social;
  3. que se puedan repetir en otras regiones del país;
  4. la participación de adultos, jóvenes y niños; y
  5. la permanencia y proyección de la iniciativa.

 

La mayoría de los proyectos postulados tienen que ver con situaciones de conflicto o derivadas del mismo: desplazados, desmovilizados, niños y mujeres, víctimas y, en general, proceden de zonas afectada por las acciones de actores armados. Entre todas, se destacan los trabajos liderados por mujeres (18 por ciento), en temas relacionados con desplazamiento, derechos humanos y con las víctimas.

Mención especial

Programa Paz y Reconciliación Alcaldía de Medellín

El Jurado ha decidido otorgar la Mención Especial al Programa Paz y Reconciliación, de la Alcaldía de Medellín, como un ejemplo palpable del compromiso que deben y saben adquirir los gobiernos locales, en alianza con los diversos actores de la sociedad, para trabajar en la búsqueda de la convivencia. Sabemos que el perdón y la reconciliación no se decretan. Su legitimidad está en las manos de quienes han sido vulnerados y que, en pleno ejercicio de su libertad, acogen este camino como opción. Esto hace necesaria una revisión profunda de los marcos políticos y de los instrumentos y mecanismos en que se desarrollen los procesos de justicia y reparación, así como también el respeto de quienes disienten de ellos y promueven otros caminos.

Acta del Jurado

Madres coraje - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 2006

Ganadores 2005

Diócesis de Quibdó

El Jurado, por unanimidad, decidió conceder el Premio Nacional de Paz 2005 a la Diócesis de Quibdó, en el Departamento del Chocó.

En medio del conflicto y para resistir la violencia, la Diócesis de Quibdo acompaña a las comunidades indígenas y afrocolombianas de la región en proyectos de defensa de los derechos humanos, fortalecimiento cultural, procesos organizativos populares e intervención humanitaria. Entre sus logros se cuentan la articulación del trabajo organizativo y el arraigo de estas comunidades a las tradiciones culturales y a su territorio. La Pastoral ha atendido a más de 4.400 personas en situación de desplazamiento, buscando las condiciones propicias para el retorno de estas comunidades a sus lugares de origen. Los misioneros actúan como acompañantes solidarios, respetando la autonomía de cada comunidad. Mención especial merece el barco "Arca de Noé", que recorre el río Atrato para llevar comida a las poblaciones víctimas del bloqueo armado. Hace seis años el sacerdote Jorge Luis Mazo y el cooperante español Iñigo Eguiluz murieron ahogados cuando la lancha en que viajaban fue brutalmente embestida por otra conducida por paramilitares.

El jurado resalta el enorme valor civil que ha tenido la Diócesis al denunciar los atropellos y violaciones a los derechos humanos en que han incurrido todos los actores armados que hacen presencia en la región.

Menciones especiales

Liga de Mujeres Desplazadas de Cartagena

Esta organización de base trabaja desde 1998 en la protección y restitución de los derechos de las mujeres desplazadas. Trabaja actualmente en Cartagena, Turbaco y Carmen de Bolíva. Entre sus proyectos se encuentran: un barrio de 97 viviendas construido por mujeres, 3 refugios para niños y niñas, desarrollo de proyectos productivos, acceso a la justicia, capacitación en mecanismos de resolución de conflictos y negociación en equidad. Entre otras organizaciones, cuenta con el apoyo de la ACNUR, USAID, Fundación Ford, la AECI y el Fondo Global para las Mujeres.

Fundación Diocesana Compartir "PRECOVICOM"- Apartadó, Antioquia

Esta fundación fue creada en el año 1994 por la Hermana Carolina María Agudelo, Dominica de la Presentación, quién llegó a la región a instancias del entonces Obispo de Apartado Monseñor Isaias Duarte Cancino. Brinda atención integral a viudas y huérfanos víctimas de la violencia en Urabá, a través de 10 programas sociales, dentro de los cuales se encuentran: la construcción de 160 viviendas, capacitación técnica, generación de empleo, hogares comunitarios múltiples y programas de salud y seguridad social. Cuenta con 9 sedes locales y 11 hogares infantiles. Hasta la fecha ha atendido 1.755 viudas y 5.292 huérfanos. Se resalta también la creación de la Mesa Regional de Grupos de Jóvenes como una expresión organizativa, logrando que no ingresen a los grupos armados.

Acta del Jurado

Una Diócesis en medio del olvido - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 2005

Ganadores 2004

Chocaguan y Guardia Indígena

Después de una larga deliberación, el jurado decidió compartir este año el Premio Nacional de Paz al Comité de Cacaoteros de Remolino de Caguán y Suncillas – Chocaguán y a la Guardia Indígena del norte del Cauca, por las siguientes razones.

El Comité de Cacaoteros de Remolino de Caguán y Suncillas – Chocaguán (Caquetá)

Este proyecto productivo y de desarrollo alternativo se adelanta desde 1989 en el Bajo Caguán, y está enmarcado en la apuesta por la convivencia pacífica a partir de brindar opciones y alternativas sociales, económicas y sostenibles a la cultura ilícita de producción de la hoja de coca en esta zona. Así mismo, enmarca el desarrollo de un proceso participativo de una comunidad que busca soluciones a los graves problemas, como la falta de infraestructura social, productiva y de defensa del medio ambiente, como también la ausencia del estado y la presencia de conflictos permanentes entre los actores armados de la zona. El Comité de Cacaoteros simboliza la construcción local de la paz, buscando soluciones pacíficas y dignas frente a la confrontación armada y para el desarrollo regional en la amazonía colombiana.

Como referentes históricos, en la zona en la que se encuentra Chocaguán se llevó a cabo el primer proceso de negociaciones con la guerrilla de las FARC a mediados de los ochenta. En el municipio de Cartagena del Chairá, referente de la colonización agraria, se produjo en 1997 la liberación de los soldados retenidos por este grupo armado. En una época y a pesar de que las FARC prohibieron la siembra de cultivos alternativos por una economía de guerra, es decir solamente siembra de coca, esta experiencia se mantuvo, aunque otras existentes en la zona se suspendieron. Hoy en día este proyecto se sostiene en el epicentro de la violencia, en condiciones sociales, militares y económicas adversas. Las fumigaciones llevadas a cabo afectan gravemente los cultivos de cacao y de caucho, perdiéndose hasta el momento 200 y 100 hectáreas respectivamente.

La Guardia Indígena del Norte del Cauca

Esta expresión organizativa se adelanta en 16 cabildos indígenas del norte del Cauca, y está integrada por indígenas Nasa, guambianos, kokonucos, totoroes y yanaconas, campesinos y comunidades negras. El 10% de los 7.500 comuneros son mujeres; la guardia también se compone de niños y ancianos. Sus líderes aseguran que el proceso de resistencia se originó en el mismo momento de la primera invasión española, siendo la Cacica Gaitana, Juan Tama y Quintín Lame los referentes heroicos de su historia. Más adelante el Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC apoya el proceso organizativo de la Guardia Indígena. La decisión de crearla de manera permanente se ratifica a través de la resolución 003 del 28 de mayo de 2001, expedida por los cabildos indígenas de la zona norte en el municipio de Caloto.

La Guardia Indígena se concibe como organismo ancestral propio y como un instrumento de resistencia, unidad y autonomía en defensa del territorio y del plan de vida de las comunidades indígenas. No es una estructura policial, sino un mecanismo humanitario y de resistencia civil. Busca proteger y difundir su cultura ancestral y el ejercicio de derecho propio. Deriva su mandato de las propias asambleas, por lo que depende directamente de las autoridades indígenas. Surge para defenderse de todos los actores que agreden sus pueblos, pero solamente se defienden con su “chonta” o bastón de mando, lo cual le imprime un valor simbólico a la guardia.

Menciones especiales

Asamblea Municipal Constituyente de Tarso

Por segundo año consecutivo la Asamblea Municipal Constituyente de este municipio, ubicado en el suroeste del departamento de Antioquia, tiene una mención de honor. Este iniciativa de convivencia y de reconciliación con amplio reconocimiento nacional e internacional comenzó sus actividades en el 2001. Se destaca su modelo de gobernabilidad democrática y la viabilidad financiera y administrativa del municipio. La Asamblea está integrada por 150 miembros, voceros de los sectores de la comunidad, que expiden mandatos que los alcaldes y concejales deben respetar, además de rendirles informes de su gestión. También actúa como organismo articulador de las organizaciones comunitarias, estableciendo la Alianza Ciudadanos y Gobierno Local. Todo ésto se traduce en acciones preventivas del conflicto armado y la recuperación del poder a través de la soberanía popular. Tarso se considera también territorio de paz y neutral al conflicto.

Corporación para la Paz y el Desarrollo Social– CORPADES

Esta corporación ubicada en Medellín y creada en 1998 a raíz del Segundo Proceso Político de Paz Urbano entre el Estado colombiano y el Movimiento Independiente Revolucionario Comandos Armados MIR – COAR, demuestra un proceso organizado y político que aporta a la búsqueda de la paz urbana y a la solución de los problemas sociales. Por medio de proyectos culturales, investigativos, de comunicación, participación y educación ciudadana CORPADES ha logrado una presencia institucional importante en la Comuna 13 de Medellín, como también un liderazgo social en al zona. 63% de la población desmovilizada cursa actualmente secundaria en el programa educativo. Otro de sus proyectos gira en torno a la cultura como instrumento para promover la solidaridad, la convivencia y la participación comunitaria de la población en alto riesgo. Hasta la fecha se han capacitado aproximadamente 2000 personas, generando también empleo a otras 150.

Acto del Jurado

Batalla sin fin por una fábrica de chocolate - Crónicas Premio Nacional de Paz

Los hijos de La Gaitana siguen creciendo - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 2004

Ganadores 2003

Colectivo de Comunicaciones Montes de María

Teniendo en cuenta los criterios para la selección de la iniciativa ganadora, el jurado declara al Colectivo de Comunicaciones de Montes de María como merecedor del quinto Premio Nacional de Paz.

Esta propuesta de comunicación alternativa y comunitaria surgió en 1994 con el objetivo de generar un espacio de creación cultural, que permitiera entre otros, desarrollar una cohesión entre los diversos grupos de pobladores del municipio del Carmen de Bolívar. El proceso se ha replicado con éxito en los municipios de San Juan de Nepomuceno, San Jacinto, Maríalabaja, Palenque, así como en los barrios El Pozón y Nelson Mandela de Cartagena.

Carmen de Bolívar se encuentra ubicado en la región de los Montes de María, contando con una población aproximada de 120 mil habitantes. En 1998 se agrava el conflicto armado en la zona por su ubicación como corredor estratégico para los grupos armados. En los últimos años esta municipio ha sido víctima de varios ataques al centro del casco urbano. Está afectado por cortes diarios de luz, tiene una gran carencia de centros y espacios culturales, altos índices de desempleo, falta de agua potable y alcantarillado.

El colectivo cuenta con 18 colectivos radiales escolares (emisoras escolares) en 8 municipios de la región. Posee una Centro de Producción Radiofónica, donde se producen 6 series radiales, todas pregrabadas. Cada semana se reúne el Consejo de Redacción en el que adultos, jóvenes y niños elaboran de manera colectiva los libretos y guiones.

En 1998 crean el Canal de TV comunitaria Línea 21, con cobertura en el Carmen de Bolívar y otros municipios. En 2002 se realizaron 14 programas de TV semanales, producidos en su totalidad por el colectivo. Además de temas sobre medio ambiente, Derechos Humanos y resolución de conflictos, Línea 21 realiza transmisiones en directo de los diferentes eventos sociales, educativos y culturales del municipio. Así como realiza un cubrimiento de las festividades de la región. Actualmente el Colectivo está promoviendo el tema de justicia comunitaria y convivencia en su línea de programación.

Tarso

En este municipio ubicado en el suroeste del departamento de Antioquia, los habitantes decidieron crear una Asamblea Municipal Constituyente en enero de 2001. Hoy cuenta con 150 voceros que expiden mandatos que los alcaldes y concejales deben respetar, además de rendirles informes de su gestión. Considerado varios años atrás como municipio invisible y a punto de la quiebra, hoy tiene un 99% de cobertura en educación gratuita y 80% en salud. Su deuda pública bajo de 1000 millones a 180 y el presupuesto pasó de 2500 a 6 mil millones de pesos en tan sólo 2 años. El plan de desarrollo fue elaborado entre todos. Hace unos meses eligieron candidato único a la alcaldía, lo que garantiza la continuidad de esta iniciativa, que siguió el ejemplo de Mogotes (Santander) Primera Asamblea Municipal Constituyente y Primer Premio Nacional de Paz.

Hernando Hernández Pardo

Actualmente se desempeña como secretario de asuntos internacionales de la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo – USO. Este hombre representa al sindicalismo nuevo, fuerte y de concertación. Desde 1989 su compromiso con la Paz, la defensa de los Derechos Humanos y la justicia social lo han impulsado a promover múltiples espacios de convivencia y solución dialogada de los conflictos al interior de la estatal petrolera. Así mismo, impulsó junto con otras organizaciones la creación de la Asamblea de la Sociedad Civil por la Paz; y conformó en 1999 la Comisión Facilitadora para los diálogos entre el Gobierno y el ELN. Pese a las continuas amenazas de los grupos armados contra su vida, Hernando Hernández, también ha contribuido a la gestión humanitaria en casos de secuestros y desapariciones.

Juan Manuel Rodríguez de Niños Forjadores de Paz del Colegio Alférez Real de Cali

Este joven de 15 años de edad representa de alguna manera un ejemplo de cómo los niños y jóvenes del país pueden aportar activamente a la paz. Junto con sus compañeros de este grupo de forjadores constituido hace 7 años, visitaron la ex zona de distensión en el 2001, con el propósito de hacer reflexionar a la cúpula de las FARC de sacar a los niños del conflicto. Así mismo, Juan Manuel se ofreció a ser canjeado por el cabo Pérez, papá del niño enfermo Andrés Felipe, secuestrado por este grupo armado. En el 2002 estos jóvenes hicieron un llamado a la solidaridad de los caleños logrando recoger 7 toneladas de alimentos, frazadas y medicamentos para los damnificados de la tragedia de Bojayá, Chocó. También realizan jornadas en las que llevan alimentos y ropa al Distrito de Aguablanca en Cali.

Instituto de Investigación y Desarrollo en Prevención de la Violencia y Promoción de la Convivencia Social – Cisalva

Creado en 1994 al interior de la Universidad del Valle, este centro es reconocido por sus investigaciones y visibilización de los problemas relacionados con la violencia y la paz en el país. Dentro de sus proyectos se destacan la formación de medios de comunicación alternativos y comunitarios en la Comuna 21 de Cali, el proyecto “Mejor Hablemos” de resolución de conflictos intra y extrafamiliares; así como una Red Andina, un inventario de experiencias en prevención de violencia en los países de la región.

Acta del Jurado

Montes de María: pasó la muerte pero no el olvido - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 2003

Ganadores 2002

Asociación de Municipios del Ariari

Jurado decidió otorgar el Premio Nacional de Paz, año 2002, a la Asociación de Municipios del Alto Ariari.

Este es un proceso de reconciliación, convivencia y gestión comunitaria que agrupa a siete administraciones municipales, que antes se consideraban enemigas por pertenecer a tradiciones políticas diferentes, y a las que se señalaba como simpatizantes de los diversos actores armados que confluían en la región.

Creada en 1998 por iniciativa de los alcaldes de los municipios de El Dorado y El Castillo y con el apoyo de la Consejería de Paz del departamento del Meta, cuenta hoy con la participación de los municipios de Guamal, Lejanías, San Martín, Fuentedeoro y Cubarral. Este año se unirá también Granada a este proceso.

Este proyecto ha logrado consolidar un esfuerzo colectivo de largo plazo, que combina en forma integral diversos aspectos de acción. Buscando superar las divergencias y odios entre diversas comunidades, sus participantes han logrado consolidarlo mediante el desarrollo de proyectos de infraestructura y de desarrollo productivo, que se ha realizado en un ambiente de transparencia. Al combinar la búsqueda de la reconciliación con el desarrollo social y económico, y al darle una gran importancia a la lucha contra la corrupción, las comunidades han logrado que los diversos elementos del programa se refuercen mutuamente. La confianza de los ciudadanos y la valoración del esfuerzo propio se han convertido en elementos esenciales del proyecto.

Menciones especiales

Comunidad de Cupica y su consejo comunitario

Esta comunidad afrocolombiana se ha sobrepuesto por más de dos décadas a la muerte, la violencia y la adversidad. Con el consejo comunitario han defendido su territorio de los actores armados, evitando que violen sus derechos. Al rechazar la siembra de cultivos ilícitos, han logrado mantener por fuera de la comunidad un factor central de violencia y conflicto. Víctimas de la avalancha de 1999, que destruyó su sitio de residencia, se mantuvieron unidos durante todo el proceso de reubicación y reconstrucción. La solidaridad y el espíritu comunitario, que extendieron a los desplazados de la comunidad de Cacarica, a los que acogieron sin ninguna discriminación, han producido hasta ahora notables frutos, como la titulación de las tierras ancestrales y la reconstrucción de sus viviendas.

Red de Bandas y Escuelas de Música de Medellín

Esta actividad cultural orientada en buena parte a los jóvenes de los sectores populares de Medellín, atiende actualmente a 2200 niños y jóvenes de 20 barrios. En estas comunidades, donde las oportunidades delictivas y las formas de violencia son frecuentes, la posibilidad de emplear el tiempo libre en un proceso de educación musical gratuito ha abierto alternativas pacíficas y creativas a muchos jóvenes, y conforma un valioso experimento de acciones preventivas contra la violencia. Este programa se llevará a cabo también en la ciudad de Pasto, donde 6 Escuelas y Bandas funcionarán con los mismos métodos y sistemas de las bandas y escuelas de Medellín.

Acta del Jurado

El arduo camino de la reconciliación - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 2002

Ganadores 2001

Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio

  • Foto: FES Colombia

El jurado otorgó el Premio Nacional de Paz al Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, liderado por el padre Jesuita Francisco de Roux, por los logros obtenidos en la construcción de una sociedad participativa, sostenible y democrática en esta región del país.

En medio de las dinámicas de conflicto que se viven diariamente en esta región del país nace en 1995 el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio – PDPMM. En una zona de 30.000 kilómetros que incluye 29 municipios – predominantemente rurales – de los departamentos de Santander, Bolívar, Cesar y Antioquia, se lleva a cabo este proceso de convivencia y desarrollo sostenible.

El ente gestor de esta iniciativa está integrado por la Diócesis de Barrancabermeja y el CINEP. El Banco Mundial, el Departamento de Planeación Nacional, el PNUD y Ecopetrol también hacen parte del consorcio que se creó con el fin de darle vida a este proyecto. A través del empoderamiento y capacitación de las comunidades y organizaciones locales los ciudadanos planearon y ejecutaron durante estos 7 años 90 iniciativas económicas, educativas, productivas, comunicativas, de convivencia y paz.

El padre Francisco de Roux confirma que ”quienes participan en este proceso están convencidos que Colombia tiene que construirse así. Y que al lado de [...] las negociaciones de paz tienen que ir la construcción de un nuevo país justo y de derechos humanos integrales, donde la vida con dignidad está garantizada para todos y todas.”

Menciones especiales

Resguardo indígena Gaitana

Cumplió ya cinco años la firma del pacto de paz entre el frente Joselo Lozada de las FARC y esta comunidad paez, que habita desde hace más de 100 años en 6 veredas de la zona rural del municipio de Planadas, al sur del Tolima.

Después de varias décadas, durante las cuales alternaron en la toma de partido con los distintos actores del conflicto y perdieron muchas vidas, una nueva generación de paeces asume el liderazgo en la comunidad y conforman un cabildo en el actual resguardo de Gaitanía, en 1991. Se organizan alrededor de un proyecto concreto, de desarrollo y búsqueda de la paz.

En 1995, para aislarse de los efectos del conflicto, convienen un cese al fuego con las FARC, para luego firmar un acuerdo de 9 puntos, en 1996, con la ayuda de varias instituciones mediadoras, en el cual se incluye la prohibición del porte de armas dentro del resguardo y territorio indígena y se proscribe la estadía de grupos militares, alzados en armas, o cooperativas de seguridad dentro del mismo resguardo, y el cobro de impuestos por parte de la guerrilla.

Red de Escuelas y bandas de música escolares de Medellín

Desde hace 4 años este programa social ha logrado transformar la vida de cerca de 2000 niños y jóvenes, sus familias y comunidades en 20 barrios populares de la ciudad.

Se trata de un Programa de la Alcaldía de Medellín, el cual brinda educación gratuita a todos los niños y jóvenes, víctimas de la violencia y la descomposición social. Los alumnos, entre los 7 y los 18 años, están distribuidos en 20 escuelas, de las cuales 10 se dedican a los instrumentos de arco, como el violín, la viola, el violoncello y el contrabajo. Las otras 10, a los instrumentos de viento como la flauta, clarinete, trompeta, trombón, saxo, tuba y también de percusión.

En cada escuela conforman su propia orquesta de cuerdas o banda de vientos, y allí comienza la primera experiencia orquestal, con 8 horas semanales de clase. Ensayan por las noches y los fines de semana. Abordan el repertorio más exigente y difícil, orientados y dirigidos por maestros nacionales e internacionales.

Acta del Jurado

Los hijos del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 2000

Proyecto Nasa

Un año después de que el jurado hiciera una mención especial al Proyecto Nasa de los Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, en el 2000 le otorgaron unánimemente el Premio Nacional de Paz por las siguientes razones:

Los habitantes de los 13 cabildos del norte del Cauca, que desde hace más de 20 años hacen parte de este proyecto, han logrado formar una "comunidad nueva", unida y organizada, educada y capacitada, sin politiquería, tecnificada y cimentada en los valores ancestrales de la cultura paez. Se destaca de manera importante su aporte a la paz con base a la defensa y construcción de procesos sociales basados en el ejercicio de la democracia participativa, la consolidación de las organizaciones propias y la autonomía y neutralidad de sus territorios frente a los diferentes actores armados. Dentro de las acciones ejemplares se destaca la voluntad colectiva de aplicar alternativas pacíficas con la comunidad y con el medio ambiente.

Acta del Jurado

Viaje al centro de la Tierra - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 2000

Ganadores 1999

Pueblo Soberano de Mogotes

Por unanimidad el jurado decidió otorgarle al Pueblo Soberano de Mogotes, en el Departamento de Santander, el primer Premio Nacional de Paz, como ejemplo de una auténtica cultura de paz.

En 1997 después de la toma del ELN, los 11.500 habitantes de este municipio del departamento de Santander aplicaron la dinámica de la participación ciudadana y se declararon en Asamblea Constituyente; eligieron un nuevo alcalde, diseñaron en consenso un Plan de Desarrollo que se ajustara a las necesidades de la comunidad e iniciaron un proceso de veeduría ciudadana de la gestión pública. Desde entonces el municipio ha funcionado en forma de cabildo abierto, y en completa transparencia.

Así mismo, a pesar de los intentos de incursiones de guerrilla y autodefensas, los mogotanos han mantenido su territorio neutral e impenetrable de los actores del conflicto armado. Trabajan por su soberanía, por la solución pacífica de los conflictos, el acatamiento de los derechos humanos y de las leyes, edificando una auténtica cultura de paz, organizada democrática y participativamente.

Acta del Jurado

Los Soberanos - Crónicas Premio Nacional de Paz

Ganadores 1999

Friedrich-Ebert-Stiftung en Colombia

FESCOL
Calle 71 N° 11-90
Bogotá DC - Colombia

+57 (1) 347 3077 / -3092
+57 (1) 217 31 15

fescol(at)fescol.org.co

Contacto

volver arriba